Vender a otras empresas puede ser un proceso complicado para cualquier compañía, pero utilizar las mismas técnicas de ventas repetidamente, puede llevarlas al fracaso. Es por ello que hoy hablaremos sobre las diferentes estrategias para alcanzar a múltiples clientes potenciales y poder cerrar así una venta en B2B.

En qué consiste una venta B2B

Una venta B2B consiste en un tipo de intercambio comercial entre negocios donde una empresa vende su producto o servicio a otro negocio o empresa. En este tipo de venta B2B, las empresas acogen una postura mucho más firme y seria respecto a la toma de decisiones, dedicando así mucho tiempo a un análisis detallado y crítico sobre la propuesta comercial. En ese sentido, las empresas pretenden crear relaciones comerciales fuertes (logrando una óptima postventa comercial), con garantías de suministro y cumplimiento de plazos, etcétera. 

Estas negociaciones B2B demandan un mayor esfuerzo en tiempo e inversión, pues en situación de inconvenientes, puede ser difícil recuperar y encontrar un nuevo cliente para la empresa.  De hecho, el público potencial de las ventas B2B requiere de acciones de marketing altamente segmentadas, que permiten lograr alcanzarlos.

Estrategias para cerrar ventas B2B

En las relaciones comerciales B2B, una buena táctica competitiva puede ser fundamental para ayudar al equipo de ventas a dirigir sus acciones y que realmente  lleguen al público objetivo. He aquí unas cuantas de ellas: 

  • Investigación de mercado: las empresas han de comprender cuál es el estado actual de la demanda de productos o servicios, para poder competir y captar a un mayor número de clientes potenciales y cerrar mayor y mejor cantidad de ventas b2b
  • Determinación de tu buyer persona: identificar cuáles empresas encajan en tu buyer empresa puede ayudar a determinar si esas empresas están listas para invertir en tu oferta o no.  
  • Generación de oportunidades: hay que evitar la precipitación en tu proceso de ventas, y por ello se debe calificar los distintos clientes potenciales, es decir, se trata de entender en qué etapa comercial se encuentra cada uno, y a partir de ahí valorar posibles colaboraciones. 
  • Organización de reuniones: una vez identificadas las necesidades del cliente y con los servicios alineados, la empresa ha de comunicarse directamente con el cliente, ya sea de forma virtual o presencial, para una deliberación decisiva.
  • Rastrear resultados: los equipos de ventas deben medir de manera constante los resultados de sus procesos comerciales, mediante servicios de consultoría comercial por ejemplo, para así mejorar y regular la productividad de las ventas B2B.

Agencia ventas B2B

En DIVINA Consultores llevamos ofreciendo servicios de ventas B2B desde el año 2010. Si tu empresa necesita profesionales expertos para complementar la estrategia de negocio B2B, ponte en contacto con nosotros para conocer las necesidades y poder crear una estrategia comercial a medida para alcanzar todos vuestros objetivos empresariales.