Dentro del cálculo del ROI (Return Of Inversion), es interesante siempre segmentar por departamentos, de forma que no recaiga toda la responsabilidad de las ventas en un único departamento, equipo o persona. Para ello existen otros tipos de cálculos del retorno, como puede ser el ROMI por ejemplo, o Return Of Marketing Inversion, sin embargo hoy nos vamos a centrar en cómo realizar un cálculo del retorno de la inversión comercial, de forma que nos permita agilizar la contabilidad comercial.

Qué tipos de contabilidad existen en una empresa

La contabilidad general requiere también de segmentación para analizar qué departamentos generan mayor gasto, y cuáles mayores beneficios, de forma que podamos tomar decisiones de si reestructurar el organigrama de la empresa, o incluso decidir si ampliar un departamento u otro

Por ejemplo la contabilidad comercial engloba todo lo relacionado con las ventas, las inversiones y gastos asociados a acciones comerciales (Nóminas de empleados, desplazamientos, dietas, ordenadores, impresoras, tarjetas de visita, eventos, etc.).

Cómo hacer la contabilidad de operaciones comerciales

La regla más sencilla para el cálculo de la inversión de cualquier departamento es sencillo: «(Ventas – Gastos) / Gastos», es decir, para hacer un cálculo y llevar correctamente la contabilidad de operaciones comerciales hay que hacer dos columnas que engloben todos los gastos directos para el departamentos comercial, algo así como:

Contabilidad de operaciones comerciales

ACCIÓN COMERCIAL VENTAS GASTOS
Evento en Barcelona X€ Parte proporcional nóminas
Desplazamientos y dietas
Material
Viaje a Valencia (3 visitas) X€ Parte proporcional nóminas
Desplazamientos y dietas

 

Una vez cubiertos los datos, sumamos ambas columnas y calculamos de la siguiente forma: A las VENTAS le restamos los GASTOS, y el resultado obtenido lo dividimos entre el valor de la suma de todos los GASTOS. Así podemos llevar una correcta contabilidad de operaciones comerciales, y además podremos hacerlo por cada una de las inversiones o acciones comerciales llevadas a cabo.

¿Cómo mejorar la contabilidad comercial?

La forma de mejorar la contabilidad comercial es reducir gastos. ¿Y cómo reducir gastos? Una de las mejores opciones muchas veces es la externalización de procesos comerciales, es decir, las nóminas suelen ser el gasto más alto en una empresa, y ésto repercute directamente en la contabilidad comercial, pues los gastos de desplazamiento, dietas, material de oficina, etc. nunca superará al gasto en nóminas.

Desde DIVINA Consultores llevamos desde el año 2010 proporcionando servicios de asesoría comercial, centrando nuestra actividad en consultoría, preventa y postventa comercial para nuestros clientes, y logrando resultados con presupuestos adaptados a cada caso en particular.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para ampliar más información, utilizando el formulario.