Conseguir notoriedad de marca en el mercado todavía sigue siendo todo un reto empresarial para miles de entidades corporativas frente a las distintas ofertas comerciales que permiten obtener una variedad de servicios a diferentes públicos objetivo. Por ello, hoy hablaremos sobre la importancia de marcar tendencia apelando a las experiencias de los clientes para poder despertar su mayor interés en la marca corporativa, y llamar su atención mediante estrategias innovadoras que permitan convertir a los clientes potenciales en embajadores de marca.

Cuál es la importancia de la experiencia del cliente

La experiencia del cliente representa las diferentes impresiones que los públicos potenciales reciben de la imagen de la marca corporativa a lo largo de las relaciones comerciales con la empresa y sus servicios o productos correspondientes. En ese sentido, favorecer una adecuada experiencia de clientes permite generar una potente reputación en el mercado, así como un aumento de la credibilidad y confianza en la marca corporativa.

De este modo, cabe destacar que el principal objetivo de proporcionar una correcta experiencia al cliente es aumentar la fidelización de los usuarios objetivo para alcanzar un vínculo comercial a largo plazo. De hecho, las experiencias de los clientes no solo se basan en una buena atención al cliente, sino que también se relacionan con los activos intangibles que puede llevar a cabo una empresa, como por ejemplo, el olor de sus tiendas físicas, la decoración, el logo del producto, el eslógan que define la identidad corporativa, etcétera.

En ese sentido, la experiencia recibida entre los clientes potenciales acaba beneficiando al éxito empresarial, ya que los mismos públicos se convierten en embajadores de marca mediante el marketing de boca a boca, explicando cuáles han sido sus emociones y sensaciones al respecto. Por ello, toda empresa corporativa debe de intentar apelar a los diferentes sentidos humanos (olfato, vista, oído, tacto y gusto) para crear lo que se conoce como “Lovemark”, es decir, una marca querida y que juegue con las emociones más primarias de los clientes para atraer su atención.

Estrategias para mejorar la experiencia del cliente

Ofrecer una experiencia optimizada a los clientes objetivo resulta ser una tarea un tanto compleja, por lo que es necesario contar con una serie de estrategias clave que permitan potenciar las distintas emociones de los clientes con la marca empresarial correspondiente. A continuación, se definen una serie de estrategias que permiten potenciar la experiencia del cliente potencial:

  • Prospección comercial: para poder aportar una correcta experiencia a los clientes objetivos, toda empresa debe de realizar un estudio exhaustivo de los diferentes públicos a los que se quiere dirigir, además de conocer cuáles son los que podrían estar interesados en dichos servicios o productos corporativos.
  • Personalización del contenido: a la hora de compartir información de la empresa, envío de correos o mensajes a través de plataformas digitales, se ha de personalizar los contenidos con tal de hacer saber a los públicos que son importantes para la empresa y que se les responde a sus demandas con total claridad. De esta forma, se aportará una sensación de confianza y credibilidad que potenciará la fidelización de los mismos.
  • Speech corporativo: el tono, la voz y el ritmo marcan la confianza en la marca empresarial, pues si se realiza una conversación fluida con los clientes se permite aumentar la retroalimentación de sus demandas, así como satisfacción de sus necesidades.
  • Escucha activa: escuchar y responder de forma activa a los clientes facilita una mayor comprensión de sus inquietudes, gustos, y tendencias de consumo en el mercado. Por ello, realizar una escucha detallada de los mismos permite afianzar una relación a largo plazo, donde los clientes se sienten cómodos.
  • Comunicación digital: contar con múltiples plataformas digitales donde se publican contenidos digitales de todo tipo, posibilita la interacción de los clientes con otros usuarios, permitiendo así que los mismos clientes compartan los contenidos empresariales y se conviertan en embajadores positivos de la marca corporativa.
  • Eventos empresariales: la convocatoria a eventos corporativos permite una mayor interacción con los clientes, donde se les presenta nuevos productos y experiencias de marca, como por ejemplo la visualización de nuevos colores, olores y degustaciones que se aportaría con el catering, etcétera.
  • Encuestas de satisfacción: por ende, toda empresa ha de aportar una serie de cuestionarios por correo electrónico a los distintos públicos objetivo, donde se les pregunta sobre su satisfacción con las actividades empresariales de la marca. De esta forma, se podrán superar las expectativas de los clientes así como su relación con la marca empresarial.

Agencia experta en la experiencia del cliente

En Divina Consultores llevamos desde el 2010 desarrollando todo tipo de estrategias empresariales que permiten mejorar la imagen corporativa de nuestros clientes potenciales mediante la mejora de las experiencias corporativas de sus públicos potenciales. En ese sentido, si estás interesado en este tipo de servicios empresariales no dudes en contactar con nosotros para obtener mayor información al respecto.