La realidad de muchas empresas es que a veces necesitan la ayuda de una persona especializada en un departamento, que puede ser interno o externo. Esta necesidad parte de un problema existente o de una necesidad más explícita como la mejora del rendimiento de los procesos internos. Es por eso que en este artículo hablaremos acerca de qué es una consultoría y los diferentes tipos de consultoría que existen.

Qué es una consultoría

La consultoría, tanto interna como externa, es un servicio especializado que demandan algunas empresas y que tiene como principal objetivo el orientar a una empresa que necesita ayuda en alguna área específica.

Normalmente, se habla de consultoría externa ya que se necesitan personas especializadas en la resolución de incidentes y suelen sentar unos fundamentos administrativos para el correcto desarrollo de las actividades de la propia empresa.

Es por esto que muchas empresas invierten en diferentes tipos de consultoría para poder mejorar sus procesos y sobrepasar algún problema en específico que tengan y no consiguen resolverlo por sus propios medios.

5 tipos de consultoría

Existen infinidad de posibilidades a la hora de contratar a una empresa externa de consultoría, dependerá de las necesidades que tenga la empresa, pero de entre los tipos de consultoría destacamos las siguientes:

  • Consultoría de formación comercial: en estos casos se proporciona un asesoramiento en la propia gestión de los procesos comerciales, elaborando estrategias y proponiendo soluciones a problemas concretos administrativos del día a día de un equipo comercial o de ventas.
  • Consultoría de marketing: algunas empresas no cuentan con este departamento interno, y es por lo que contratan servicios de consultoría de marketing a una empresa experta para crear planes de marketing y comunicación, y así darle valor a los productos y servicios de la empresa.
  • Consultoría comercial y de ventas: en este caso los mismos consultores de ventas se encargan de proponer cambios, para así poder aumentar los ingresos y potenciar al máximo los procesos comerciales.
  • Consultoría financiera: la persona responsable y experta se dedica a conseguir una mejora en cuanto a los recursos económicos de una empresa, y así maximizar inversiones y resultados.
  • Consultoría legal: este tipo es importante, ya que una empresa debe estar cubierta en el área jurídica, ya sea por contratos o por recomendaciones civiles, penales o mercantiles.

Consultoría externa para empresas

En DIVINA Consultores llevamos realizando diferentes tipos de consultoría externa especializada a nuestros clientes para conseguir maximizar los ingresos y las ventas. Si tu empresa todavía no se ha planteado una ayuda de este tipo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para llevar tu negocio al siguiente nivel.