El grueso del tejido empresarial en España está formado por autónomos y microempresas. El 56% corresponde a empresas que no tienen asalariados, es decir, son autónomos, y las microempresas suponen casi el 40% del total. Precisamente este tipo de empresas (microempresas) son las que en muchas ocasiones tienen carencias dentro del área comercial, por razones lógicas como puede ser la falta de tiempo o capacidad para dedicar recursos a prospectar clientes, abrir mercado, hacer seguimiento de ofertas, etc.

Es por ello que, si es tu caso y tienes un negocio o una pequeña empresa y requieres de ayuda o soporte de vendedores externos para hacer crecer tu negocio, este artículo te resultará interesante y trataremos de aportar información relevante sobre las ventajas de la externalización comercial como estrategia de negocio.

Funciones de los vendedores externos

Es cierto que las microempresas y las pequeñas empresas suelen tener problemas de capacidad a la hora de destinar recursos comerciales que hagan prospección o apertura de oportunidades comerciales en cliente nuevo, por ello la consultoría o asesoramiento comercial puede aportar importantes beneficios y facilidades a la hora de desarrollar tareas como:

  • Gestión comercial integral: que incluye la prospección de nuevos clientes, el acompañamiento o presentación durante la reunión comercial, el seguimiento de ofertas, etc.
  • Consultoría comercial: una función más orientada a analizar la situación y formatos de cómo la empresa desarrolla su actividad, esto incluiría revisión de materiales y estrategia de marketing.
  • Preventa comercial: ideal para empezar a desarrollar la venta y optimizar los resultados de la reuniones comerciales con potenciales clientes.
  • Servicios postventa: tanto para fidelizar clientes como para recuperar antiguos clientes o contactos que no han llegado a comprar.

Siempre hay que tener en cuenta que los servicios de vendedores externos se pueden redimensionar en función de la capacidad económica, los plazos y los mejores tiempos o estacionalidades de su producto, servicio o negocio, por lo que los servicios de vendedores externos serán más interesantes todavía.

Otros servicios de vendedores externos

Los propios vendedores externos de DIVINA Consultores, además de poder desarrollar la venta, la prospección y la postventa, pueden aportar importantes beneficios con otro tipo de acciones tales como:

  • Formación comercial: para no tener que contratar equipo externo pero sí dar formación sobre cómo optimizar sus tareas y su día a día.
  • Auditoría comercial: para identificar el target o buyer persona ideal, analizar los entregables y la estrategia de marketing que mejor funcione sincronizada con el equipo de ventas.
  • Estrategia competitiva: para analizar las estrategias, el cómo, cuándo, cuánto, por qué y para qué se hacen las cosas y estrategias de la empresa y optimizar en todos los sentidos. La identidad corporativa, el plan de acción, los plazos y análisis de resultados.

Es decir, cuando una empresa no pueda o no quiera disponer de un equipo de vendedores externos, siempre puede optar por mejorar los procesos internos recibiendo formación o auditoría externa para ello.

En definitiva, el hecho de disponer de un equipo de vendedores externos como estrategia de negocio puede ser de gran importancia y relevancia para micropymes y pequeñas empresas que, por un lado tengan problemas de capacidad para temas comerciales, y/o por otro lado prefieran no invertir en recursos humanos internos.

Vendedores externos como estrategia de negocio

Llevamos desde 2010 ofreciendo servicios de vendedores externos para empresas, por lo que no dudes en contactar con nosotros para poder ayudarte a optimizar tus recursos, estrategias y acciones comerciales para alcanzar tus objetivos comerciales.