La recuperación económica en muchas industrias da lugar a que se implementen nuevas técnicas como la venta directa para atraer o recuperar clientes. El auge de esta modalidad es considerable en los últimos años por el gran número de ventajas que ofrece, sobre todo, en el negocio B2B.

¿Qué es la venta directa?

Se entiende por venta directa la comercialización que se efectúa fuera de un establecimiento. Estos canales de venta se usan por las principales marcas y pymes para comercializar, tanto sus productos o servicios, entre los consumidores.

Esta forma de gestión comercial y de ventas se realiza en el hogar u otros lugares fuera del establecimiento. Esto quiere decir que siempre hay un representante o agente comercial que ofrece estos productos o servicios. Por lo tanto, no se encontrarán en las tiendas al por menor, como es habitual en la venta tradicional.

Técnicas de venta directa

Cabe indicar, que hay varias técnicas de venta directa o canales de distribución, según las características y objetivos de las empresas. En este listado, te proponemos algunas de ellas.

  • Ventas directas en un nivel: Este tipo de venta se realiza de manera individual con el uso de catálogos o vía online. La opción de venta a puerta fría o en persona puede ser un buen ejemplo. En la mayoría de los casos, los ingresos que se obtienen son por comisiones de venta.
  • Ventas del anfitrión: Este tipo de alternativa suele involucrar a un grupo de personas con la intención de que un distribuidor haga una presentación en su casa o en el hogar de otra persona. Asimismo, un representante de ventas también podría hacer una reunión con profesionales de su propio sector.
  • Ventas de negocios a consumidores (B2C): Otra alternativa es vender directamente cualquier servicio o producto B2B a las empresas. Se puede hacer la presentación de forma individual o grupal. Esto depende de la filosofía empresarial.

Ventajas de la venta directa

Para concluir, vamos a enumerar algunas de las ventajas que ofrece el sector de las ventas directas. Así como las razones por las que este tipo de opción no deja de ser un empleo bastante atractivo.

  • Ingresos. Esta opción sirve para aumentar los ingresos, tener un residual, garantizar un extra o disfrutar de libertad financiera.
  • Horario flexible. Esta modalidad satisface las necesidades de muchas personas, porque pueden ajustar sus horarios y ser sus propios jefes.
  • Ampliar relaciones. Las personas que trabajan en una compañía de ventas directas también pueden ampliar su círculo de relaciones y hacer nuevas amistades.
  • Desarrollar habilidades comerciales. Este tipo de profesional aprenderá gestionar su tiempo, organizarse o mejorar su habilidad para comunicarse, entre otras opciones.

En definitiva, la venta directa es una opción que se usa en el canal minorista para comercializar los productos o servicios con equipo comercial independiente.