Cuando una empresa decide iniciar un nuevo proyecto o negocio resulta relevante recolectar todo tipo de información para desarrollar un adecuado plan de actuación. Por ello, hoy hablaremos sobre la importancia de realizar un análisis de proveedores para la elección del mejor proveedor y hacer que se cumplan todos los requisitos que demanda la empresa correspondiente.

En qué consiste un análisis de proveedores

El análisis de proveedores consiste en una estrategia de estudio y selección de los proveedores que una entidad necesita para poder poner en marcha una nueva línea de negocio. El uso de esta herramienta resulta decisivo para determinar las relaciones comerciales que se establecerán con los distintos proveedores, así como las condiciones que se implantarán.

De hecho, realizar un análisis de proveedores adecuado permite:

  • Contar con una cadena de suministros óptima.
  • Aumento de la competitividad y productividad.
  • Cumplir mejor con los requerimientos y necesidades de una empresa.
  • Disponer de un mayor número de recursos.
  • Incidencia en los costes y los productos que produce una empresa.

5 estrategias para un análisis de proveedores

Un análisis de proveedores aporta múltiples ventajas comerciales para cualquier entidad empresarial, pues permite reducir costes, flexibilizar tiempos en la cadena de producción o aumentar la calidad de la marca, etcétera.

No obstante, para obtener esa serie de beneficios, la empresa ha de implementar una serie de estrategias que permitan indagar respecto a los tipo de proveedores que pueden resultar eficaces para lograr los objetivos corporativos correspondientes.

A continuación, presentamos 6 estrategias clave para llevar a cabo un análisis de proveedores eficiente:

  • Segmentación de proveedores: una evaluación cuidadosa permite identificar qué tipo de proveedores se adapta mejor a los objetivos y cultura corporativa. Siempre se ha de tener en cuenta la capacidad de respuesta, atención a los clientes y el grado de especialización, etcétera.
  • Aplicar buenos canales de comunicación: la conversación constante mediante medios de información fluidos y fuertes facilita la gestión de riesgos de forma productiva entre los proveedores y la empresa. Por ello, no solo hay que contemplar el correo electrónico como único medio de comunicación, sino hay que ir más allá.
  • Integrar a los proveedores en el sistema de gestión: la implicación completa de los proveedores en la cadena de suministros ofrece como beneficio mutuo una mejora de la calidad y de la competitividad de la entidad. De hecho, esta relación posibilita aplicar acciones correctivas para integrar resultados positivos.
  • Resolver posibles incidencias: muchos problemas con los proveedores pasan desapercibidos, llegando a tener un impacto negativo en un futuro próximo. Por ello, una atención inmediata a los proveedores puede resultar clave dentro de la cadena de suministro.
  • Seguimiento al cumplimiento del proveedor: siempre que se colabore con cualquier proveedor se ha de monitorear y supervisar el cumplimiento de todas las obligaciones contraídas, con la intención de cumplir los requisitos de calidad del sistema de gestión integrado.
  • Certificaciones: siempre es interesante que los proveedores cuenten con certificaciones y sellos que confirmen la calidad y seguridad de sus servicios, así como de sus procedimientos y KPIs.

Consultoría de análisis de proveedores

En DIVINA Consultores llevamos desde el 2010 analizando a los proveedores de nuestros clientes, sus servicios y características técnicas; así como su forma de trabajar, actividades empresariales, reputación y posicionamiento en el mercado. Por ello, si estás interesado en estos servicios y requieres de proveedores, no dudes en contactar con nosotros para poder proporcionarte una ventaja competitiva y obtener mejores servicios a mejor precio.